Las Provincias se hace eco de la problemática de la dehesa

Posted By on 4 May, 2016 |


El pasado 27 de Abril el periódico Las Provincias publicaba

 

Una Devesa de alto riesgo

 Las sendas practicadas en el parque para los visitantes están rodeadas de hojarasca. :: damián torres
Las sendas practicadas en el parque para los visitantes están rodeadas de hojarasca. :: damián torres
  • Los bomberos aseguran que no temen un fuego en la zona, pero sí están preocupados por el estado del parque, que no recibe mantenimiento

  • El aumento de matorrales, la falta de poda de los árboles y la sequía disparan el miedo a un incendio forestal

    Decía el concejal de Albufera, Sergi Campillo, recientemente que el parque natural es «un enclave único en el mundo; un parque natural periurbano rodeado por un área metropolitana con un millón y medio de habitantes y sometido a una gran presión antrópica». Hacía estas declaraciones durante la presentación de la nueva web de la Albufera, que pone en valor la belleza del parque. Todo ello es cierto, pero no lo es menos que el bosque de la Devesa, incluso en la zona más cercana a las urbanizaciones del Saler, presenta síntomas de abandono, con árboles muertos y resecos que aumentan exponencialmente el riesgo de incendio forestal en la Devesa.

    Los vecinos de esta zona de Valencia se quejan, amargamente, de esta situación. No en vano, en caso de incendio forestal ellos serían los que más lo sufrirían, al vivir directamente en el interior del parque. Cabe recordar que la Devesa de El Saler es uno de los pocos parques naturales donde viven personas todo el año. El Consistorio siempre ha asegurado que vivir en la Devesa es un privilegio que conlleva ciertos inconvenientes. Era el argumento que el anterior Gobierno municipal empleaba cuando los vecinos se quejaban de falta de iluminación o transporte público.

    Pero uno de estos inconvenientes podría salir muy caro a los vecinos de la Devesa, cientos de familias que viven en las urbanizaciones situadas al norte del parque natural. La sequía de este año 2015, con un déficit hídrico de en torno a un 40 % desde que comenzara el año hidrológico en octubre, hace temer un verano complicado. Así lo reconocen quienes miran al parque natural con la familiaridad de ser sus guardianes diarios pero también con cierto respeto: los bomberos del parque de la carretera del Saler, los primeros en responder en caso de incendio forestal.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies